USB OTG, ese gran aliado…

USB OTG o cómo conectar prácticamente cualquier dispositivo USB a nuestro Smartphone es como deberíamos llamar a este artículo.

Lo podemos llamar de varias maneras: USB OTG, USB host o USB On-The-Go.

Esta tecnología permite conectar los dispositivos más comunes como memorias USB (comúnmente llamadas pendrives) o incluso ratones a nuestro Smartphone, pero…

¿Cómo funciona USB OTG?

Es una extensión de la norma USB 2.0 que hace posible que un dispositivo pueda ser tanto Host (controlar los periféricos conectados a él) como comportase como esclavo (ser un periférico mas).Un Smartphone compatible con OTG es capaz de detectar el dispositivo al que es conectado, en base a ello es capaz de conmutar y comportarse como Host o como esclavo. Por ejemplo:

  • PC Host: Cuando nuestro Smartphone es conectado a nuestro ordenador, este sigue la configuración estándar, comportarse como esclavo, por lo que para el ordenador es un periférico más, de almacenamiento en la mayoría de los casos, una memoria extraíble que suele llamar Windows. El Host en todo momento es el ordenador, que maneja la configuración del dispositivo así como la transferencia de daros y los recursos que le dedica para que este funcione correctamente sin comprometer el sistema.
  • Smartphone Host: Cuando conectamos mediante el adaptador adecuado un dispositivo que por su naturaleza es esclavo, como puede ser un ratón, una memoria USB o un teclado, la controladora USB del Smartphone reconoce un dispositivo que pide ordenes como buen esclavo que es, y por lo tanto el USB del Smartphone adopta su carácter de maestro o Host, le ofrece sus 5v en CC así como inicia su configuración, le asigna los recursos así como la tasa de transferencia y lo reconoce el sistema operativo, pudiendo usar de este modo este dispositivo como lo haríamos en cualquiera de los puertos USB Host de nuestro ordenador.
¿Qué usos puedo darle?

Como comprenderás los usos de esta tecnología son prácticamente infinitos. Como ya hemos hablado arriba, podemos conectar desde una memoria USB para reproducir nuestras películas favoritas, hasta conectar un teclado y ratón que no sean Bluetooth para trabajar como en un verdadero PC.

No debemos olvidarnos por supuesto de la capacidad de poder conectar tanto el Gamepad de Microsoft de sus consolas Xbox 360 y Xbox ONE que pueden ser conectados por USB directamente (en el caso de Xbox 360 podemos optar por el receptor inalámbrico USB). En el caso de SONY tenemos dos opciones tanto para los Gamepads de PS3 como de PS4 ya que los podremos conectar por USB o por Bluetooth siendo la última la más cómoda pero a la vez la más laboriosa.

Posibilidades que no podemos dejar escapar las que nos ofrece la tecnología USB 2.0 con su maravilloso pero aún desconocido por la mayoría, el OTG.